Quién crea que esto es ficción se equivoca

Quién crea que esto es ficción se equivoca

Quién crea que esto es ficción se equivoca

Murió el actor de Superman, aliviado

En la muerte de su debilidad. Paralizado.

Su muerte y su presencia como sombra de sí

Seguirá ostentando justicia, ahora más que nunca.

Hay elecciones. En una de sus sagas, Marlon Brando,

Oficiaba, un primer rol en las taquillas. El mismo

Que sacado totalmente de contexto, en Apocalypse Now,

Y una aparición de Conrad como un brulote de la guerra,

El paisaje, los hombres de la canoa se van transformando,

Adquieren rasgos trastocados, que pertenecen a las huellas

Del paisaje y sus memorias. Sin saber, se van pintando

Como los aborígenes. Los dueños de ese territorio. Después

Nombra el poema de T.S. Eliot "Los hombres huecos"

Lo dice entre rejas, en un momento, sin intenciones

Sicológicas, se sitúa, en la marginalidad de todo texto:

Y se explica en un sentir, que no magnifica, que sólo señala:

EL HORROR, EL HORROR. Después alguien se hará cargo,

De borrarlo y de borrar sus palabras. Imposible.

El hombre invisible o superman, nos lo harán presente.

2

En un descampado de EE.UU., en una carrera de globos aerostáticos

Uno de ellos quedó colgado de una antena. No sabremos nada del ganador

Ni la identidad de la que salvo de la caída, quedó en el entramado

De la antena. Algunas fuentes dicen, que el tripulante era,

Traicionado por el paisaje, un adolescente catamarqueño. Otros

Dicen que la carrera de aeróstatos. Era una forma de enmascarar el hambre

Y el paisaje de Catamarca. El situar el hambre en ese lugar es una mentira.

El accidente, como fuera de texto, es el lugar del discurso

Que se emparienta con Coppola y Marlon Brando que siguen recitando

A T.S. Eliot: otras ediciones de este discurso; ver a Pound, a Joyce.

O a las bellezas de los medios que omiten, el paisaje, el lugar de la transformación.